El día a día en la comunidad de vecinos puede verse entorpecido si existe morosidad o falta de pagos ante posibles derramas. La solución es reclamar el abono, pero no siempre es un proceso sencillo.

¿Cómo reclamar morosidad en la comunidad?

Cuando el presidente de la comunidad o el administrador de fincas detecte morosidad, lo primero será dialogar con el vecino afectado. Antes de iniciar cualquier procedimiento judicial, se agotará la vía del diálogo, para conocer cuál es el motivo de la generación de la deuda con la comunidad de vecinos. Si esta vía no resulta fructífera, se deberá reclamar a través de la Petición inicial de Procedimiento Monitorio. 

morosidad

Para este paso, no será necesario abogado o procurador, aunque se recomienda el asesoramiento legal para evitar problemas con el vecino moroso. Aunque es un caso excepcional, también se podrá poner una demanda contra el Presidente de la comunidad de propietarios si está dentro de los morosos de la comunidad. En este caso, será el administrador de la comunidad el encargado de hacerlo, en representación del edificio.

Pasos a seguir en caso de tener morosidad:

  • Asegurarnos que el deudor es propietario de la vivienda
  • Convocar una junta extraordinaria
  • Notificar al propietario moroso, el requerimiento del pago en un plazo de 20 días
  • Solicitud al juzgado, de la creación de un título ejecutivo para reclamar el impago

¿Qué pasa si no pago la comunidad de vecinos?

Dentro del día a día de la comunidad de vecinos, el moroso podrá asistir a las juntas vecinales. Sin embargo, quedan rescindidos sus derechos en las votaciones y, en caso de no estar de acuerdo con algún orden del día o decisión tomada, tampoco podrá impugnar los acuerdos ante un juez. 

reclamar deudas

También debemos tener en cuenta, que en algunos Estatutos de la Comunidad de Vecinos, está estipulado que el moroso no podrá utilizar algunas de las zonas comunes, siempre y cuando estas no sean esenciales. Por ejemplo, puede impedirse el acceso a pistas de tenis o piscina. Pese a que esta norma no es general, debemos revisar si se aplica en nuestro edificio.

¿Cuándo prescribe una deuda con la comunidad de vecinos?

La prescripción de deudas en una comunidad de vecinos es una de las preguntas más repetidas en las juntas vecinales. Cuando un vecino se niega a pagar la cuota mensual, y una vez reclamado en tiempo y forma el abono de la misma, debemos tener en cuenta la prescripción de la deuda. El Código Civil regula esta cuestión, concretamente, en sus artículos 1966 y 1964.

Aunque en el pasado, las deudas de la comunidad de propietarios prescriben pasados los 15 años, actualmente el plazo es de 5 años. Sin embargo, debemos tener en cuenta que las deudas generadas antes de 2015 seguirán aplicando el plazo anterior. 

Si la comunidad de vecinos desea paralizar la prescripción de una deuda, se deberá enviar un burofax o cualquier comunicación fehaciente, comunicando la deuda. En ese documento, debemos dar a conocer al vecino moroso, de nuevo, la cuantía pendiente de abonar.